Electricidad 2013

Electricidad 2013
Cuarto año C

Después del ACV

Después del ACV

sábado, 11 de enero de 2014

Guía de épocas literarias Unidad 1: Literatura Contemporánea

                                                     Guía épocas literarias

Nivel: 4ºmedio
Docente: Edda Mendoza.
Objetivo: Conocer  las principales manifestaciones de la literatura del siglo XIX y principios del siglo XX y el contexto histórico que permitió su aparición.
Modernismo
Nace a finales del siglo XIX hasta la mitad del siglo XX, influido por Francia. Dentro de sus características están:- Cambia el carácter local de la literatura. En América Latina surge bajo el alero del Parnasianismo y Simbolismo. No hay rigidez en la composición, existencia de libertad en la métrica. Utilización del color en las oraciones, en las palabras en general. Búsqueda de mundos exóticos. Se realzan las rarezas y los temas fantásticos. Predominio de una apertura mental, aunque sea considerado esto como “inmoral” (mundo erótico).
Representantes: Rubén Darío con Azul y Amado Nervo con Poemas, entre otros autores.
Generación del 98
Comienza en España, en el año 1898. Nace a partir de un sentimiento de descontento político, que ha llevado a un empobrecimiento de la producción literaria, a causa de la pérdida de Cuba del territorio hispano. Entre sus rasgos se encuentran: El tema central de las obras es el existencialismo. Se reflexiona en la situación del país. Se usa un lenguaje simple, con la finalidad de transmitir fielmente el sentimiento de la nación. Abundancia de crítica, que se manifiesta a través de la poesía, novela y el ensayo. Este último adquiere gran relevancia. Busca responder a la interrogante de qué es el hombre y para dónde va.
Algunos de los escritores de este tiempo fueron: Miguel de Unamuno con Tres novelas ejemplares y un prólogo, Pío Baroja con Camino de Perfección y Antonio Machado con la obra Poesía.
Las Vanguardias
Este movimiento nace en Francia entre las dos Guerras Mundiales y se expresa como una ruptura con la tradición, que tenía como discurso central la polémica, pues la vanguardia ostentaba un tono agresivo contra las corrientes más clásicas y ya establecidas en la literatura. El vanguardismo abarcó a muchas artes y no sólo a las letras, con la idea de dar otra visión de la realidad, una muy diferente a la que se conocía hasta entonces; es por ello que buscaba otros modos de expresión, que también fuesen considerados como válidos, ejemplo de esto son los cambios en la sintaxis y la ausencia de las rimas o rimas asonantes.
Creacionismo
Manifestación vanguardista que se evidencia en la lírica fundamentalmente, ya que el poeta es quien va revelando los diferentes misterios existentes en la palabra. Entre los rasgos principales se hallan: El poeta es visto como un “pequeño dios”, que inventa su realidad.
Libertad absoluta en la escritura. No se le da importancia a la métrica, pudiendo eliminarse la estrofa y el ritmo. La poesía debe ser un reflejo de lo real y no de las apariencias, haciendo un mundo propio a partir de lo primero. Vicente Huidobro es un fiel representante de esta tendencia literaria, con su obra Altazor.
Dadaísmo y Ultraísmo
Este movimiento tuvo dos etapas en su génesis, una que nació en el año 1916 y otra que fue en el año 1919 y tiene que ver con la crisis que dejó la Primera Guerra Mundial. Sus características fueron: Insta a que el hombre tiene que rescatar lo irracional.
Existencia de nihilismo, que es una negación absoluta, que implica que no hay verdades prefijadas, eternas o indiscutibles. Libertad para la creación proveniente del subconsciente del autor.
Se rompen las normas estéticas que tenía la tradición. No hay modelos prefijados. Tristán Tzara (Siete manifiestos dadá) es uno de sus exponentes.
Superrealismo
En esta época se desarrolla un “boom” literario, que se refiere al auge de las obras en América Latina desde 1970 hasta hoy, en la época contemporánea. Sus características son:
Los temas que se tratan son histórico – sociales. Se incluyen elementos dentro de la creación, como el monólogo interior, la utilización del estilo indirecto libre, entre otros.
Se preocupa del asunto indigenista. Incorporación del realismo mágico.
Gabriel García Márquez es uno de los representantes más importantes y conocidos de esta tendencia, con su obra Cien años de soledad, asimismo, Julio Cortázar con Rayuela; Pablo Neruda con sus poemas varios y Ernesto Sábato con El túnel.
El realismo mágico es una corriente artística que presenta elementos mágicos o situaciones ilógicas, en comparación con otras obras consideradas más realistas o normales. Desarrollado a mediados del siglo XX, su expresión fue especialmente a través de la literatura, aunque también incluyó la pintura y la filmación.
Importantes fueron los escritores Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges y Juan Rulfo, que con sus primeros trabajos lograron influir en el Boom Latinoamericano de los años 60. Se dice que la primera obra de realismo mágico habría sido Pedro Páramo de Juan Rulfo. Importantes fueron también los trabajos de Isabel Allende, “La Casa de los Espíritus”, y de Gabriel García Márquez, “Cien Años de Soledad”, que fueron éxitos de venta en todo el mundo. De hecho, este último, a menudo es considerado el mejor exponente del realismo mágico, incluyendo también sus obras “El otoño del Patriarca” y “Crónicas de una Muerte Anunciada”. Fuera de Latinoamérica, el realismo mágico influyó las obras de autores como el italiano Italo Calvino, el checo Milan Kundera, y el inglés Salman Rushdie.
En cuanto a filmación son algunas historias de Woody Allen las que se pueden considerar dentro del realismo mágico. Destacan “Zelig”, “The Purple Rose of Cairo”, “Alice”, “Shadows and Fog” y “The Curse of the Jade Scorpion”.
Las obras del realismo mágico se caracterizan por ciertos elementos presentes en ellas: existen elementos mágicos que los personajes consideran normales; los elementos mágicos se pueden intuir pero no se explican; contiene múltiples narradores que pueden estar en primera, segunda y tercera personas; el tiempo se puede distorsionar y se percibe como cíclico y no lineal; se transforma lo cotidiano en experiencias que pueden ser sobrenaturales; los personajes pueden revivir; los escenarios son en su mayoría americanos. Los mencionados son sólo algunos de los elementos del realismo mágico.
Entre las características del realismo mágico se pueden mencionar las siguientes: en cuanto a los temas, hay diversidad de épocas históricas, una esencia cultural del mestizaje y elementos prehispánicos en sus valores mitológicos. En cuanto a los personajes, ellos a menudo tienen viajes, que no sólo son físicos, sino también cambian de espacios tiempos. En cuanto al tiempo, puede ser cronológico (con un curso lógico), estático (el tiempo se detiene como si no fuera importante), invertido (se considera la noche, día), y también puede haber una ruptura de los planos temporales (se mezcla el presente con el pasado y el futuro).